DONALD TRUMP EN APRIETOS

De Kennedy a Trump, los escándalos que han cimbrado a La Casa Blanca

Los escándalos presidenciales en los Estados Unidos, no son exclusivos del republicano Donald Trump, sus pares demócratas también tienen lo suyo

TENDENCIAS

·
Los escándalos en el interior de la Casa Blanca no son exclusivos de Donald Trump Créditos: Especial

La figura y nombre de Donald Trump están en la palestra luego de ser exhibido como el primer expresidente de los Estados Unidos, que enfrenta cargos criminales por los sobornos que le entregó a la estrella del cine porno, Stormy Daniels y a la ex modelo de Playboy Karen McDougal, por un “lío amoroso” (diría el presidente López Obrador), en plena campaña presidencial del 2016, para evitar que Daniels hiciera público un encuentro sexual que ella dijo que había tenido con él, años antes.

Sin embargo, el caso de Trump no es el único en que se ha visto inmiscuida la Casa Blanca en los tiempos modernos, basta recordar los escándalos que protagonizó el expresidente John F. Kennedy, que se especuló que mantuvo una relación fuera del matrimonio con la actriz Marilyn Monroe, pero el caso más grave sobre el personaje fue su asesinato ocurrido en Dallas, Texas, mismo que aún hoy en día no se ha aclarado sobre quién o quienes planearon su magnicidio.

Otro caso que ha llamado la atención de los historiadores y la clase política, es el famoso caso “Watergate”, protagonizado por el expresidente Richard Nixon en 1974.

Richard Nixon bien pudo haber evitado los cargos penales por obstrucción de la justicia o soborno, relacionados con el escándalo de Watergate, sólo porque el presidente Gerald Ford lo perdonó pocas semanas después de que Nixon renunciara a la presidencia. Fue el primer caso en que un presidente fue obligado a renunciar en plenas funciones.

Desde entonces, el nombre “Watergate” y el sufijo “gate” se han convertido en sinónimo de escándalos políticos en Estados Unidos y en otros países del mundo, tanto de habla inglesa como no inglesa.

Mientras que a Bill Clinton se le suspendió la licencia de abogado durante cinco años en su estado natal, Arkansas, después de que llegó a un acuerdo con los fiscales en 2001, al final de su segundo mandato, por las acusaciones de que mintió bajo juramento sobre su amorío con la pasante de la Casa Blanca, Mónica Lewinsky.

El juicio político se basó en acusaciones de que Clinton cometió perjurio y obstrucción de la justicia con el propósito de ocultar su romance con Mónica Lewinsky, una pasante de la Casa Blanca de 22 años. Fue absuelto por el Senado y completó su segundo mandato.

El expresidente demócrata, insistió en que no tuvo nada que ver con su joven becaria, sin embargo, un vestido de la joven fue la clave para desenredar ese lamentable hecho que llevó a una profunda crisis a la nación norteamericana, sin embargo, no fue suficiente para mermar su popularidad, ya que fue el presidente con mayor aprobación y popularidad cuando abandonó la Casa Blanca y se la cedió a otro Bush, el hijo, el mandatario demócrata abrió ganando a un Bush y terminó cediendo la presidencia a otro Bush.

Otro de los graves señalamientos que se le han hecho a un expresidente, ocurrió con George W. Bush, el republicano hizo algo similar a lo que llevó a cabo su padre, George H. W. Bush, quién fue la cabeza del conflicto armado en Irak en la llamada “Tormenta del Desierto”, en inicios de los años 90 en Irak.

La famosa “Guerra del Golfo Pérsico”, estuvo enfocada en acabar con el régimen de Saddam Hussein (el villano favorito de los Bush), por la idea de que Irak tenía armas de destrucción masiva, cosa que hasta el día de hoy y después del derrocamiento de Hussein y su muerte, no se ha entregado una sola prueba de que en realidad se fabricarán armas de destrucción masiva.

La era bélica de los Bush 

10 años después, el expresidente Bush junior, tuvo quizá el caso más mediático y complicado de la historia reciente en el país y del mundo, el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York que derivó en el ataque armado liderado por Estados Unidos contra el régimen talibán y de su líder Osama Bin Laden, el villano favorito de la OTAN y quién fue señalado por los ataques.

Sin embargo, la lenta respuesta a los ataques y sobre todo, distintas versiones que apuntaban a que la caída de las Torres no fue un acto terrorista sino una acción premeditada, llevó al colapso del gobierno de George W. Bush y que se cerró con la muerte (sin cadáver) de Bin Laden en la presidencia de Barack Obama.

Sigue a Heraldo Oaxaca en Google News, da clic aquí

SEGUIR LEYENDO:

¿Cuánto cuesta la licencia de manejo permanente en Oaxaca? Requisitos y precios del trámite 2023

¿Cuáles son las playas de Oaxaca más limpias para vacacionar en Semana Santa?

¿Yolanda Saldívar saldrá de prisión? En esta FECHA podrían concederle la libertad