¡QUÉ MIEDO!

¿Nahual o ánimas? Graban escalofriantes sonidos en la autopista Oaxaca-Puerto Escondido | VIDEO

Siguen las casos de apariciones paranormales en la nueva carretera que conecta con la Costa.

LOCAL

·
Graban escalofriantes sonidos en la autopista Oaxaca-Puerto Escondido | VIDEOCréditos: Pixabay

Luego de que se viralizó el supuesto grito de “La Llorona“ en la autopista Oaxaca-Puerto Escondido, captaron nuevamente escalofriantes sonidos sobre la vía que conecta a la Costa, los cuales los internautas han atribuido a un nahual e incluso a ánimas en pena que deambulan por la zona.

¿Hay nahuales en la autopista Oaxaca-Puerto Escondido?

A través de redes sociales circula una grabación grabada en el crucero de El Gavilán, cerca del túnel de San Sebastián Coatlán, donde trabajadores de las obras que aún continúan pernoctaban cuando comenzaron a escuchar extraños ruidos similares a aullidos o rugidos.

La grabación se poco más de 20 segundos muestra la completa oscuridad en la zona de la sierra y solamente se alcanza a ver un tráiler color amarillo. Sin embargo, los extraños sonidos que provienen de la penumbra suenan bastante fuerte, aunque se desconoce la criatura que los producía.

Este suceso ha generado intriga entre los viajantes de la autopista Oaxaca-Puerto Escondido, quienes relatan que por la zona de los Coatlanes es normal ori de leyendas sobre nahuales, brujas y almas en pena que deambulan durante la noche.

Influencer visita el túnel "embrujado" de la autopista Oaxaca-Costa

Debido a esto el influencer conocido como Señor Blue, quien realiza videos visitando diferentes lugares de Oaxaca, aprovechó para visitar el túnel de la carretera Oaxaca-Costa y grabar de primera mano los ruidos que diferentes personas aseguran escuchar cuando pasan por aquí.

En su video el joven explica que en el túnel se escucha mucho eco y que quizás sea el sonido que los motores de los autos generan los que puedan hacer que se escuchen los famosos lamentos.

Sin embargo, también narra la leyenda popular de que cuando se construyen carreteras y rompen suelos, los ingenieros tienen que pedir permiso al diablo, quien cobra vidas a manera de accidentes cuando la obra ya está terminada, pero eso solamente es una historia. ¿y tu qué piensas?

Sigue a Heraldo Oaxaca en Google News, dale clic aquí