CIIT

Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec: 10 datos que debes saber sobre el megaproyecto

El detonador del crecimiento económico de Oaxaca es un largo sueño anhelado desde la época de Porfirio Díaz

LOCAL

·
El detonador del crecimiento económico de Oaxaca es un largo sueño anhelado desde la época de Porfirio Díaz Créditos: X/@CIIT_mx

Uno de los objetivos más ambiciosos del actual gobierno del presidente López Obrador, es el desarrollo económico y social de la región sur-sureste del país, que integra estados como Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Chiapas, así como los que integran la Península de Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Yucatán.

Ese desarrollo va de la mano con la creación de obras de infraestructura muy importantes en aquella región, que incluye al Tren Maya, la refinería Olmeca en el puerto de Dos Bocas y desde luego la construcción del Corredor Interoceánico, por el que se tiene el objetivo de que circule un alto porcentaje de las mercancías y productos que actualmente lo hacen por el Canal de Panamá.

El Corredor Interoceánico es una obra de proporciones épicas y además un largo sueño anhelado por otro presidente de México, el General Porfirio Díaz Mori, quien durante su estadía en el gobierno pensó hacer un paso entre el Pacífico y el Atlántico con la ayuda del tren y obras de infraestructura en los puertos.

Ese sueño ya no es inalcanzable desde hace un par de años, ya que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Marina (Semar), creó el estatuto orgánico del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), para su operación logística, administrativa y presupuestal.

Significa que este corredor es un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal y tiene como objetivo instrumentar una plataforma logística multimodal que integre la presentación de servicios de las Administraciones del Sistema Portuario Nacional Coatzacoalcos, Salina Cruz, Dos Bocas y Puerto Chiapas. 

Además, hace hincapié en que su interconexión se hará mediante transporte ferroviario para poder adquirir, desarrollar, fraccionar, comercializar, concesionar los inmuebles que integran su patrimonio, y así llevar a cabo el establecimiento de los Polos de Desarrollo para el Bienestar, con una visión integral, sustentable, sostenible e incluyente, que fomente el crecimiento económico, productivo y cultural del país. 

En este sentido, el proyecto es uno de los más ambiciosos de los que se tengan referente en nuestro país, al incluir el desarrollo económico con el mejoramiento de las condiciones de vida de los pobladores del sur del país y a la vez, ser una de las apuestas para quienes desean invertir ya sea del norte de México o desde el extranjero, especialmente de las dos potencias mundiales, China y Estados Unidos.

¿Cuáles son los puntos importantes que hay que destacar del Corredor Interoceánico?

El Corredor Interoceánico se compone de cinco tramos y el avance global hasta ahora es superior al 80 %, asimismo, se concluyó la construcción de 1.6 kilómetros de rompeolas con 25 metros de profundidad y 300 metros de ancho en el Puerto de Salina Cruz, además, de la instalación de una terminal con capacidad de un millón 400 mil contenedores, y un acceso ferroviario con un viaducto para llegar al Puerto.

De igual manera, se reforzarán los muelles del puerto actual y se ampliarán para recibir un promedio de 300 mil contenedores al año. También, se realizan trabajos de compactación y soldadura aluminotérmica de los rieles en diversos tramos.

En Matías Romero se instalará la sede del ferrocarril, una vez que se recuperaron los terrenos para la obra. Además, se presentaron los avances de la estrategia de reubicación de viviendas de Salina Cruz.

En materia de seguridad, se instalarán módulos de la Secretaría de Marina para reestablecer la paz social en la región.

Se instaura un Programa de Ordenamiento Territorial del Istmo de Tehuantepec y todos los trabajos integrales que se han realizado a lo largo de este proyecto.

En cuanto a la autopista Mitla – Tehuantepec, actualmente presenta un avance global superior al 70 por ciento y beneficiará a más de 80 mil habitantes de 14 municipios. También, ofrecerá una mejor comunicación con la región del Istmo y con los estados vecinos de Chiapas y Veracruz, ofreciendo un mejor acceso a la zona Mixe.

Es importante mencionar que permitirá reducir los tiempos de recorrido de la ciudad de Oaxaca al Istmo de Tehuantepec, al pasar de cuatro horas con 30 minutos a dos horas con 30 minutos en promedio.

Beneficiará el nearshoring, la reubicación de las empresas por una mejor posición geográfica, y en este caso, se le dará un vuelco a las exportaciones e importaciones desde la costa este de los Estados Unidos y la zona asiática que el día de hoy cruzan por el Canal de Panamá.

Un recurso sumamente importante, la abundancia de agua en algunos de los estados de la zona, es fundamental, sobre todo por la crisis de agua que vivimos en la actualidad y tomando en cuenta que el sureste del país es la zona que menos riesgos tiene por falta de agua.

Finalmente, las conexiones ferroviarias desde el Istmo hasta las fronteras con Guatemala y Belice a través de las líneas K, Z y FA del Tren Interoceánico y desde luego el Tren Maya.