REPRESENTANTES DE OAXACA

"Dios Nunca Muere": Autor y significado del himno que se canta en Oaxaca; LETRA completa

Una de las canciones más reconocidas de México fue escrita por un oaxaqueño, aquí te contamos su historia y el profundo significado que tiene

ESTILO DE VIDA

·
Conoce la historia de la creación del himno de Oaxaca y Macedonio Alcalá

“Dios Nunca Muere” es una canción que es considerada el himno no oficial de Oaxaca gracias al mensaje que proyectó en su población a la hora de ser expuesta al público por primera vez y por el largo y duro recorrido que vivió su compositor. El vals fue compuesto en los años sesenta y hasta nuestros días sigue siendo recordado.

  • Autor:

El compositor oaxaqueño Macedonio Alcalá fue el encargado de crear la canción, la cual escribió en su lecho de muerte. De acuerdo con la historia, el maestro Alcalá nació en Putla, Villa Guerrero, Oaxaca, el 12 de septiembre de 1831, donde creció en una familia grande que no tenía muy buena economía, pero sí un gran amor a la música.

Macedonio Alcalá, compositor de "Dios Nunca Muere"

Desde niño su padre inculcó a sus hijos el arte de la creación musical, por lo que en su etapa escolar, Macedonio recibió todo tipo de clases especiales como poesía, redacción, composición y aprendió a tocar diversos instrumentos musicales. Su talento era tan grande que el gobierno de Oaxaca le concedió una beca para estudiar en lo que hoy es el Conservatorio Nacional de Música.

Para 1850 ya tenía su propio grupo musical y se dedicaba a viajar por todo el país tocando en eventos o para gente importante, logrando ganar fama y reconocimiento nacional, Sin embargo, en un momento de su vida, Alcalá decidió que era momento de formar una familia y dejó de lado sus tours, volviéndose profesor de música en Yanhuitlán, Oaxaca.

Teatro Macedonio Alcalá, nombrado en honor al compositor oaxaqueño

Con el paso del tiempo, se dio cuenta de que su vida como profesor no lo ayudaba a mantener a su familia, por lo que volvió a presentarse en eventos pequeños para ganar un poco de ingreso, hasta que le diagnosticaron tuberculosis y su crisis financiera aumentó tanto que se sumergió en una depresión enorme.

  • Historia y significado de “Dios Nunca Muere”

De acuerdo con los habitantes de Tlacolula de Matamoros, en sus últimos meses de vida, Macedonio fue contratado para realizar un último trabajo: recibir una población indígena en el pueblo. Quienes le pidieron que les compusiera una canción en honor de la Virgen María.

Parte de la partitura de "Dios Nunca Muere"

A pesar de su enfermedad, Macedonio Alcalá trabajó incesantemente para cumplir con el encargo, ya que agradecía tener un pequeño trabajo que le ayudará en su momento de crisis, pero no fue hasta la visita de su amigo, el flautista José Maqueo, que el compositor logró obtener inspiración.

Se dice que Maqueo decidió visitar a Macedonio para verificar el estado de salud de su amigo mientras trabajaba en Tlacolula, ambos hablaron hasta que el oaxaqueño se quedó dormido y en ese momento José oportuno para dejarle 40 pesos debajo de una almohada a la familia de Alcalá.

Casa donde muró Macedonio Alcalá

Y no fue hasta que Macedonio despertó por un ataque de tos y tratando de buscar con que frenarlo que los encontró y lo primero que hizo fue pedirle a su esposa papel y pluma donde escribió la frase “Mira, Dios nunca muere, nuestro padre siempre consuela al afligido”, inspirado en la gratitud su amigo.

  • Perdura hasta nuestros días

Después de componerla, Alcalá la presentó frente a los habitantes de Tlacolula, quienes quedaron fascinados y agradecidos con él y para recompensarlo se organizaron y le ayudaron a trasladarse a Oaxaca de Juárez, donde podría recibir tratamiento para poder recuperarse de la tuberculosis.

Lapida de Macedonio Alcalá en Oaxaca

Lamentablemente, un año después de presentar su obra “Dios Nunca Muere”, Macedonio Alcalá murió el 24 de agosto de 1869 a los 38 años de edad. En su funeral se tocó su icónica composición y meses más tarde uno de sus hermanos intentó robar su creación publicándola bajo su nombre de forma oficial, pero los ciudadanos de Tlacolula protestaron y demostraron que la canción había sido plagiada y se convirtió en el himno de Oaxaca.

  • Letra de la canción:

La letra de “Dios Nunca Muere” se ha mantenido como un misterio desde la muerte del compositor, pues Macedonio Alcalá no tenía la costumbre de guardar de manera ordenada sus partituras, por lo que actualmente partes de la melodía son un misterio, pero aquí abajo te dejamos la letra que se logró hacer pública.

Muere el sol en los montes

con la luz que agoniza,

pues la vida en su prisa

nos conduce a morir.

Pero no importa saber

que voy a tener el mismo final

porque me queda el consuelo

que Dios nunca morirá.

Voy a dejar las cosas que amé,

la tierra ideal que me vio nacer,

pero sé que después habré de gozar

la dicha y la paz que en Dios hallaré.

Sé que la vida empieza

en donde se piensa

que la realidad termina.

Sé que Dios nunca muere

y que se conmueve

del que busca su beatitud.

Sé que una nueva luz

habrá de alcanzar

nuestra soledad

y que todo aquel

que liega a morir

empieza a vivir

una eternidad.

Muere el sol en los montes

con la luz que agoniza,

pues la vida en su prisa

nos conduce a morir.

Sigue a Heraldo Oaxaca en Google News, da clic aquí

Seguir leyendo:

Teatro Macedonio Alcalá: Quién lo construyó y por qué es considerado el más bonito de México

Historia de la Catrina de José Guadalupe Posada: de calavera garbancera a elegante esqueleto

¿Quién fue Francisco Toledo? Biografía del artista que puso en alto el nombre de Oaxaca