LAS VELAS EN JUCHITÁN

Así se vive la fiesta de Las Velas en honor a San Vicente Ferrer en JUCHITÁN

Cómo cada año, las fiestas indígenas en honor a la tierra y a los animales tuvo su máxima expresión con el cambio de mayordomía

ESTILO DE VIDA

·
Cómo cada año, las fiestas indígenas en honor a la tierra y a los animales tuvo su máxima expresión con el cambio de mayordomía Créditos: X/@SusanaHarp

Las velas de Juchitán, Oaxaca, son fiestas que se celebran en diferentes momentos durante el año, pero es en mayo, cuando estas celebraciones toman mayor auge, debido a que forman parte de las fiestas titulares en honor a San Vicente Ferrer, el santo patrón de esta ciudad.

Tomás Chiñas Santiago, integrante de la Asociación Civil Tona Taati, de esta ciudad, indicó que “La vela en si, tiene sus orígenes en los festivales indígenas, que los pueblos originarios le dedicaban a sus totes, a las plantas, animales que consideraban sus protectores, entonces de ahí surge este festival, de ahí ya cuando viene ya la iglesia católica ya estas fiestas se celebran en torno al santoral de la iglesia católica”. 

Antes de la llegada de los españoles, los indígenas nombraban a un responsable que se encargaba de esta ceremonia y era denominado como Xuana

“En la época de la colonia había una estructura que se encargaba de organizar las velas, y habían cofradías, habían algunas cofradías, que eran las encargadas de hacer la celebración que ahora son sociedades las que se encargan de hacer las velas”.

Existen varias versiones del origen del nombre de estas festividades, una de estas es la que es la que cuenta Chiñas Santiago:

“Esa denominación de vela surge a partir del acto de velación del templo, es decir, se realiza un paseo de flores, y tirada de frutas, para llevar las flores y las velas al templo a la iglesia, y en la noche se hace el acto de velación, se hacía el acto de velación”.

¿Cuántas velas se llevan a cabo en Juchitán?

En la actualidad las velas, son fiestas nocturnas que comienzan con la ejecución de sones interpretadas por las bandas regionales, enseguida se lleva a cabo la coronación de la reina de la vela y se da comienzo con el baile.

Pasada la medianoche se realiza el ritual indígena del cambio de mayordomía y cerca de las 5:00 de la mañana, suena la pieza lucero de la mañana, con la que se anuncia el final de esta actividad.

“Anteriormente era el acto de velar el templo, ahora ya se hace una fiesta, ya es una fiesta de gala y anteriormente el día de la misa era la fiesta principal, incluso le llaman en zapoteco laní, es el saa laní, ahora ya no, ahora ya se le da mayor importancia a la vela”.

La fecha de las fiestas titulares sufrió cambios con el paso de los años, de tal forma que actualmente es el último domingo del mes de mayo, cuando se celebran estas festividades en honor a San Vicente Ferrer.

“Por decreto del gobernador del estado, del 20 de mayo de 1857 se instaura como 1, 2 y 3 la fecha para las fiestas principales, y empezaban los festejos el día 23 de abril con la vela mecha, la vela Ique Guidxi”, dijo. 

Actualmente se llevan a cabo 16 velas, algunas dedicadas a los oficios, otras más organizada por los habitantes de algún barrio.

Hay varias versiones del origen del nombre de estas festividades Foto: José Luis López