GASTRONOMÍA POPULAR

¿Cómo hacer POZOL, la bebida de OAXACA más deliciosa para refrescarse en esta onda de calor?

El pozol es uno de los manjares gastronómicos más excepcionales en México y con amplio bagaje cultural

ESTILO DE VIDA

·
El pozol es uno de los manjares gastronómicos más excepcionales en México y con amplio bagaje cultural Créditos: Bing Creator IA

El pozol es una bebida prehispánica tradicional de la civilización maya y chontal. Está hecha con una base de cacao, maíz y agua y al igual que otros productos como el Tejate, son bebidas frescas, muy apreciadas en épocas de calor, no solo por los mexicanos sino por los turistas extranjeros y los visitantes de otros estados que llegan a Oaxaca.

El pozol es una bebida ancestral de México, especialmente popular en el sur del país, en estados como Chiapas, Tabasco, Veracruz, Oaxaca y la península de Yucatán, estados en los que encontraremos una amplia variedad de comida y bebidas que nos harán regresar una y otra vez.

La bebida prehispánica no solo refresca, sino que también ayuda a saciar el hambre, lo que lo convierte en una opción ideal para los viajeros indígenas.

Aunque en la antigüedad no se acostumbraba endulzarlo, hoy en día se le suele agregar azúcar o sal para mejorar su sabor, y si viene acompañada de un buen trozo de hielo en un jarrito o una tinaja, el sabor es supremo.

¿Cómo hacer pozol casero?

Primero debes conseguir los ingredientes, no son complicados, sobre todo si vives en Oaxaca o en alguno de los estados del sureste, aunque en casi todo el país puedes conseguirlos.

  • Maíz, es el ingrediente principal para preparar el pozol y lo puedes conseguir en un molino o en una tienda de conveniencia o en la tortillería.
  • Cacao: en algunas variantes, se le agrega cacao tostado para obtener el pozol de cacao, fácil de conseguir en una chocolatería o en un molino.
  • Azúcar al gusto, para endulzar o podrías prescindir de ella si es que no deseas que esté muy dulce.
  • Canela, es opcional, para darle sabor, pero te aseguramos que no te arrepentirás.
  • Agua, indispensable para obtener la consistencia deseada.

Para llevar a cabo la preparación, sigue estos sencillos pasos

  • En un comal, tuesta ligeramente las semillas de cacao hasta que sea fácil quitarles la cáscara.
  • Una vez que tengas el cacao listo, agrégalo al procesador de alimentos o a la licuadora y muélelo hasta obtener un polvo muy fino.
  • Mezcla el cacao con la masa hasta obtener una mezcla homogénea y uniforme.
  • Bate la pasta de pozol de cacao, el azúcar y el agua hasta que no queden grumos.
  • Agrega hielo al gusto y disfruta de esta deliciosa bebida con una buena tlayuda o un mole negro o de caderas.